Ruta del Cid

Hostal restaurante rural guadalajara

Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como el Cid Campeador, fue una mítica figura a medio camino entre la historia y la leyenda. Trágico caballero del siglo XI, sus aventuras son el vivo ejemplo del ideal caballeresco. La leyenda del Cid cobró gran transcendencia a partir del “Cantar del Mío Cid”, donde se narran las hazañas de Díaz de Vivar al abandonar desterrado el reino de Castilla. En estos textos, se rememoran los pueblos y los paisajes que vio y vivió el Cid desde Burgos hasta las tierras levantinas. Pues bien, la Ruta del Cid recorre exactamente el camino que tuvo que hacer Díaz de Vivar al ser desterrado del reino de Castilla. Y en su periplo hasta el Mediterráneo, el Cid pasó por Matillas, y aunque no queda constancia de su paso, si que quedan en sus alrededores, como son el Castillo de Jadraque, conocido como el Castillo del Cid, o la casa de Doña Urraca, que dicen está en Villaseca de Henares.

Forma parte de la etapa 18 de la Ruta del Cid: Jadraque - Mandayona.

Paisaje: Campos de labor y sotos del Henares.
De interés: Iglesia de Matillas "el viejo".

        • Firme: Caminos rurales
        • Orientación: Sin dificultad
        • Ciclabidad BTT: 100 %
        • Alternativa ciclista: No

Desde la estación giramos a la derecha y cruzamos el río Henares. Frente al lavadero nos desviamos a mano izquierda por una calle que, tras pasar junto a un pequeño parque, finaliza en una carretera (km 12,4). Continuamos por la carretera a la izquierda pasando junto a la ermita de Santa Lucía (km 13) hasta el Molino de Edancho (km 13,2). Seguimos por un camino, desviándonos a la derecha junto a la antigua fábrica de luz (km 13,4). Desde aquí el Camino discurre entre el monte y los cultivos en paralelo al canal de Mandayona, hasta llegar a Villaseca de Henares (km 16,1).